3 Tácticas para mantener tu talla en navidad

0
101

Es de imaginar lo bien que te debes sentir cuando después de tanto trabajo, has logrado conseguir regresar a la talla que tenías antes de las festividades navideñas.

Pero… ¿No temes que se vuelva a repetir lo mismo en las fiestas de este año…? Si esta pregunta te causa desasosiego, es hora de que tomes las medidas necesarias para que no aumentes de peso en estas próximas navidades.

Nuestro problema con la navidad, es que es una fecha que llega junto a todas esas ocasiones donde nos toparemos con fiestas y copiosas comidas; que nos tentarán y probablemente darán al traste con nuestro propósito de seguir cualquier tipo de dieta que hayamos asumido.

Cuida la autocomplacencia.

Es ya todo un clásico recurrir a la famosa frase: «Una vez al año no debería de hacer daño» para proceder a ceder ante los exceso que te ofrecen estas fechas.

Es entonces cuando caemos en los descuidos navideños que, aparte de desvanecer nuestra buena figura corporal, nos va a causar serios problemas de la salud y eventuales padecimientos cardiovasculares.

Pero no hay que desesperarse.  Afortunadamente hay maneras de que estas fechas no traigan implícitas la pérdida de tu figura,

Nos bastará con solo definir una estrategia de alimentación y actividades; que nos permitirán mantenernos en forma.

Ahora bien esta estrategia o “plan anti sobrepeso” debe ser seguido cabalmente y sin admitir ningún tipo de “saltos” u omisiones. Por eso es importante que nos concienticemos y enfoquemos en la meta que nos hemos propuesto.

La recompensa que al inicio del nuevo año recibiremos, compensará con creces cualquier tipo de “sacrificio” que tengamos que hacer en estas festividades navideñas. Y créeme, tu salud y tu bolsillo van a ser los principales beneficiados del éxito de la siguiente estrategia:

1.- Bajo ninguna circunstancia abandones tu programa de ejercicios:

 Este es el primer error que se suele cometer en estas fechas.

Nos creemos que cuando llegan las fiestas, comienza automáticamente una especie de “receso de ejercicios” y nos olvidamos del gimnasio. En ocasiones, inclusive aprovechamos de compartir y hasta hacer una fiesta con los compañeros del gimnasio dentro de sus mismas instalaciones.

La tendencia es pensar que en Navidad todo está permitido, y la mayoría de las personas se olvidan de practicar deportes a pesar de que pocos días antes; tenían en mente seguir cuidándose y controlando la alimentación.

Podríamos preguntarnos: ¿Cómo hacemos entonces para continuar con nuestras rutinas de ejercicios? Muy sencillo: ¡Puedes compartir con otras personas la idea de juntarse en esas fechas y hacer actividades de ejercicios especiales o motivacionales!

Una fiesta con las personas del gimnasio está permitida, solo que los alimentos a degustar deben ser sanos e hipocalóricos.

Esto contribuirá a que nazca un vínculo que los ayudará a mantenerse unidos, en el propósito de mantenerse activos y saludables.

2.- Planifica detalladamente lo que comerás:

Más que planificar, el detalle está en seleccionar asertivamente qué es lo que comerás. Puedes incluir también las comidas típicas de este hermoso mes, como el pescado, los mariscos y hasta el pavo navideño que no son excesivamente calóricos.

Si comerás estos platos no debes acompañarlos con las salsas y entradas que sí lo son.

Esto implica, entonces acaso  que ¿La navidad va a ser una fecha notoriamente aburrida? Para nada. Solamente que debemos cuidarnos de los excesos y de aquellos alimentos ricos en azúcares o grasas.

 ¿No los debemos ingerir? Claro que sí, pero no atiborrarnos de ellos. Aprende a disfrutarlos con moderación y ten en mente la meta propuesta cuando lo hagas.

3.- No te descuides con las bebidas:

Inevitablemente, las fiestas decembrinas se caracterizan por venir acompañadas de una ingesta desaforada de alcohol; porque todo el mundo quiere contagiarse del ambiente festivo y ser parte de la celebración.

Por estas fechas, las bebidas acostumbradas son las que contienen mucha azúcar como los refrescos y también el  alcohol en sus distintas presentaciones.

No hay que redundar en lo peligroso que resulta la ingesta de azúcar en exceso en el organismo y el consumo indiscriminado de alcohol.

Es comprensible y se entiende que se tenga deseos de tomar una que otra copa de vino en las festividades, pero recuerda que estas tienen una alta cantidad de calorías con las que tendrás posteriormente que lidiar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here