¿Son acaso tus quejas tan grandes como lo crees?

0
65

La próxima vez que te sientas desdichado, contempla las partes de tu cuerpo. Sí, los brazos, las piernas, el torso y piensa dos veces si de verdad te encuentras en una situación tan negativa. Miles de personas alrededor del mundo deben convivir sin alguna de sus extremidades, y esto se ha convertido en una fuente de fortaleza y habilidad para algunos, quienes han logrado manejar las impensables circunstancias a las que se enfrentan.

En ese sentido, muchos han mantenido sus actividades habituales después de la pérdida de la extremidad. Sus ejemplos, a la vez que inspiradores, recuerdan que muchas veces nuestras quejas no tienen sentido.

Ejemplos de superación y valentía

Una excelente muestra de coraje y perseverancia es la vida de Bethany Hamilton, una surfista hawaiana. Surcaba los mares en su tabla desde los 4 años. Desde los 8 años participaba en torneos y demostraba que su talento estaba bastante por encima a la media de su edad.

Sin embargo, un día cualquiera de surf con amigos, un tiburón tigre mordió a Bethany y se llevó consigo su brazo izquierdo. Luego del proceso traumático para salvar su vida, la pequeña de tan solo 12 años se recuperó y estaba de vuelta en las olas menos de tres meses después.

A partir de ese momento, la perseverancia le permitió aprender a nadar con un solo brazo y volver a competiciones internacionales. Es por ello, que ha recorrido el mundo destacando en campeonatos profesionales, como el NSSA National Championship (USA), el US Open of Surfing (USA), el Roxy Pro Surf Festival (Austrailia) y el Rio Surf International (Brasil).

Otro ejemplo muy destacado de grandes personas en cuerpos con falta de extremidades, es el de Alison Lapper. Nació en 1965 en la localidad de Staffordshire, Inglaterra. Era un bebé completamente saludable a excepción de una cosa: no tenía sus brazos y sus piernas eran excepcionalmente cortas. Fue desde el momento de su nacimiento que Alison inició una larga lucha contra la adversidad que ha rendido sus frutos.

Sus padres se separaron y la abandonaron cuando nació. Pasó sus primeros años de vida en orfanatos para niños con necesidades especiales, hasta que cumplió los 19 años y se mudó a Londres a estudiar Bellas Artes. Su carrera artística se consolidó después de graduarse, y es una pintora de tiempo completo. Hoy día, tiene un hijo al que cría sola porque el padre la abandonó. Lo más fascinante es que puede hacerle frente al mundo aún con su deficiencia y con un niño pequeño que depende de ella.

¿Qué tanta importancia tienen tus quejas?

Son vidas como estas las que hacen replantearnos si, en verdad, las dificultades del día a día son tan insondables como a veces las hacemos ver. Sin lugar a dudas, si ellos escogieron superar todo sentimiento de dolor y frustración en lugar de resignarse. Una persona con todas sus extremidades podrá lograr sus cometidos con mucha más facilidad. Por ello, es preciso dejar de dar por sentado nuestras cualidades y comenzar a valorarlas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here