Que la opinión de terceros no te haga vivir la vida en línea recta

0
1107

El hecho de que los humanos se hayan agrupado para vivir en sociedad tiene grandes ventajas evolutivas, pero también ha desarrollado formas para coaccionar la vida de las personas. Así, mucha gente piensa que debe casarse antes de determinada edad, o conseguir trabajo, o estudiar una carrera.

En ese sentido, se establecen patrones que fuerzan al individuo a amoldarse a ellos. Sin embargo, en muchas ocasiones el camino indicado por los demás,  “implica una mejor opción”. La opinión de los demás es simplemente eso, una opinión, por lo general carece de otro fundamento que no sea “porque es lo normal”. Lo cierto es que la vida no es, ni debe intentar serlo, una línea recta.

Ejemplo de rebeldía exitosa

Por todo esto destacan ejemplos de grandes personalidades que, convencidos de su propósito, decidieron salirse de los cánones, desoír las palabras condenatorias y avanzar irreductibles en la búsqueda de su destino. Aunque, debido a que todos los que avanzan en ese rumbo van sin un mapa definido, sino moldeable, pues es esperable que cometan errores.

No obstante, estos constituyen la materia prima de todo aprendizaje, por lo que lejos de ser reprendidos, lo necesario es extraer de ellos una solución, un cambio. Asumir los fracasos con buena actitud puede constituir la diferencia entre desistir y seguir adelante.

Michael Jordan es considerado uno de los mejores atletas de la historia tanto por ESPN, como por Associated Press. Su talento ha sido inigualable durante décadas en el mundo del baloncesto, y aún está consagrado como el mejor jugador de balonmano en la historia.

La filosofía de vida de Jordan va más allá del juego. En ese sentido, recuerda todas las veces que cometió un error durante el juego, que perdió un partido, o el tiro ganador. Las recuerda y enumera porque suponen lo que lo ha llevado a ser lo que es. El vínculo entre sus errores y sus éxitos, más allá de su talento natural para el deporte, supusieron el verdadero factor determinante en su éxito.

Crecer ante las adversidades

Para aprender de los errores existen ciertos consejos que, son de utilidad para evitar disgustos más grandes y obtener un aprendizaje. El primero de ellos, es pensar que haber cometido un error es lo mejor que pudo haber sucedidoEl éxito no representa una experiencia de conocimiento como sí lo hacen los errores.

El segundo es que, el comportamiento a asumir es tener la cabeza fría en los momentos de mayor tensión. La ley de Murphy dice que todo siempre ocurrirá en el peor momento, pero esto no es coincidencia: por lo general se debe al estrés, o a la presión. Por ello, mantener una actitud controlada es crucial para aprender del error e intentar solventarlo lo antes posible.

Finalmente, tómate tu tiempo. A menos que seas un controlador nuclear, el mundo seguirá existiendo si cometes un error en tu trabajo, o vida personal. Así que tómatelo con calma, respira profundo y contempla las cosas de la forma más objetiva posible.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here