No lo dejes al azar, planifica tus ejercicios

0
96

Para obtener resultados en cualquier ámbito de la vida hay que planificar, establecerse metas y tener propósitos, no pretendamos que las cosas sucedan al azar. Hay que estar preparados y nada mejor que disfrutar los logros por lo que te esforzaste. Y, esto precisamente es lo que debemos hacer con nuestro cuerpo. Basta de quejarse, es hora de dejar la pereza y hacer ejercicios.

Pero, no puedes empezar a ejercitarte sin ninguna planificación. Tomate el tiempo de buscar movimientos físicos que te ayuden a cumplir con tus propósitos, y, más allá de eso, no intentes esforzar demás  tu cuerpo porque puedes terminar lesionándote. Las actividades que decidas hacer deben ser variadas para obtener resultados, es por esto que deben incluir aerobics, fortalecimiento muscular, equilibro, flexibilidad y estiramiento.

Este artículo te ayudará a crearte la agenda que necesitas para abandonar la vida sedentaria y lucir el cuerpo que quieres y mereces, además de empezar a gozar de buena salud, tranquilidad mental y buen estado de ánimo.

Tu agenda de ejercicios debe ser inquebrantable

Evalúa el tiempo que tienes disponible para ejercitarte y si no encuentras días u horas, pues establece prioridades o, ocupa tus fines de semana, dedícaselo a tu cuerpo. Procura hacer un cronograma y si es poco tiempo, no desciendas de ese número.

Respeta el horario, tus esfuerzos se verán reflejados en los resultados. Evalúa cuál es tu propósito yendo al gimnasio para elijas el tipo de entrenamiento. Por ejemplo, para bajar de peso y aumenta los niveles de fuerza, necesitas asistir entre tres y cuatro días a la semana, mientras que para ganar musculatura necesitas ir cuatro o cinco días.

Si estás incursionando en este estilo de vida, los ejercicios deben ser simples pero siempre procurando trabajar una gran cantidad de músculos del cuerpo de forma simultánea. No dejes de incluir en tu rutinas las sentadillas, elevaciones de cadera, press de banca, cardio, dominadas y abdominales. Intenta cambiar cada cuatro días tu plan de entrenamiento para no aburrirte y que el cuerpo no se sienta en su zona de confort.

No te engañes

No pretendas hacer ejercicios que aún no están a tu nivel porque podrías sufrir de alguna lesión. Debes pesarte y medirte para saber con qué entrenamientos debes empezar, y para eso necesitas de un instructor, al menos los primeros meses, porque éste también evaluará tu estado físico.

Si pretendes bajar de peso, no pienses que lo harás de la noche a la mañana porque te sentirás mal cuando te des cuenta que no lo puedes hacer, establece metas sinceras, que puedas alcanzar. Por ejemplo, si quieres bajar 5 kg, primero intenta con 2 kg.

Recuerda balancear los ejercicios con un plan alimenticio y el buen dormir. Aumenta las repeticiones y series, no te vuelvas fanática pero tampoco te desmotives, hazle seguimiento a los resultado, anótalos en el móvil o en un cuaderno, y tómalos como  el ánimo que necesitas para ir al gimnasio. No lo veas como una carga.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here